CHISTES BUENOS

chistes buenos

CHISTES BUENÍSIMOS PARA COMPARTIR

¿A qué nos referimos cuando hablamos de chistes buenos? Probablemente cuando hagamos referencia a este término, nos estemos refiriendo a chistes de diversas temáticas que han permanecido en nuestra cultura durante décadas transmitiéndose de padres a hijos. Esta transmisión repercute en la importancia que esa broma tenga para nosotros y la puntuación que reciba por parte de aquellos que la escuchen. Tal vez hablemos de chistes ingeniosos, inteligentes… ¡Las posibilidades son muchas!

CHISTES MUY BUENOS

chistes buenos cortosPero si lo que estamos haciendo al hablar de chistes buenos, es referirnos a chistes para niños las circunstancias cambian, y estos habrán de ajustarse a unas características mucho más concretas que un chiste muy bueno para adultos.

En primer lugar, deberemos tener en cuenta que el chiste no deberá ser demasiado largo, ya que si es así, los niños perderán el hilo dificultándoles su capacidad de memorizar el texto y de repetirlo a los demás. Asimismo, estaríamos dificultando su comprensión a la hora de escucharlo. Por tanto, lo correcto será hablar de chistes buenos cortos si queremos trabajar este tipo de texto humorístico con los más pequeños.

Es decir, que si queremos encontrar chistes buenísimos para los peques de la casa, deberemos centrarnos en textos breves, pero también en la escasa dificultad del lenguaje que el texto emplee, ya que este aspecto también podría dificultar la capacidad de comprensión del mismo por parte del niño o niña. El tema del lenguaje es uno de los más importantes cuando se trata de elaborar o de trabajar con contenidos específicamente adecuados a la infancia, y en lo referente a los chistes es si cabe más importante, ya que los chistes para adultos escasas veces contienen un lenguaje adecuado para ellos.

La sencillez es, por tanto, la verdadera clave si queremos acertar en las enseñanzas aplicadas para la infancia. Trabajar con contenidos tradicionales como las adivinanzas, los trabalenguas, los refranes o los chistes puede ser un completo acierto si lo hacemos correctamente y seguimos una serie de pasos de orientación. Si lo conseguimos, habremos encontrado la fórmula del éxito en cuanto a tradición y modernidad educativa se refiere. Y es que atraer la atención de los niños con contenidos atractivos, que al mismo tiempo puedan resultarles de utilidad en su desarrollo a nivel de creatividad, imaginación, ingenio, lógica o vocabulario, es además de un completo acierto, una buenísima herramienta educativa.

En Chistes Cortos te proponemos una buena forma de trabajar y disfrutar del tiempo libre que tenemos cada día, con contenidos que sirven para trabajar y cultivar el sentido del humor. Encuentra en esta sección los mejores chistes del mundo: chistes muy buenos que harán las delicias de los niños y de los no tan niños.

¿A qué esperas para aprendértelos todos y demostrar tu ingenio?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR